Mikel Erentxun y el éxito de quien quiso ser Dylan

2016
22 febrero
Comentarios
Publicado en:
Mikel Erentxun

La verdad es que sigo pensando que estamos en un lugar pequeño, donde todo pasa y nada queda…

Mikel Erentxun a mi entender, es el reflejo de quien apuesta por uno mismo, que persigue la quimera de ser un genio y se queda, cuanto menos, muy cerca.

Que detrás de la imagen de Peter Pan eterno, lucha por renovarse constantemente, y busca ofrecer su mejor versión cada vez que publica un disco o sube a un escenario.

Mantener la ilusión por seguir creando y seguir creciendo sólo esta al alcance de unos pocos. Y Mikel es un sabueso sin descanso en busca de transmitir y hacer sentir.

Sin querer parecer un fan sin edad (ya no me toca) y como ya he comentado con anterioridad soy un hombre de tótems, y me rindo ante quien consigue hacer y ser lo que siente ser y además es capaz de mantenerse en el tiempo.

Pertenece a la clase de músico que creó un grupo que hoy es más importante que el mismo, Duncan Dhu, pertenece al eterno de una generación. Pero lejos de conformarse con el recuerdo de una retahíla de himnos generacionales, Mikel sigue componiendo, creando y pariendo perlas, que seguro seguirán rodando a contracorriente.

Letras post adolescentes, hasta llegar a poemas de luces y sombras, con guitarras desgastadas y un sonido mono que suena al mejor Lennon.
Como nos cuesta reconocer el talento en alguien de los nuestros, y ponerle adjetivos de otros autores para que nadie se ofenda, es la tristeza de quien no se quiere y se avergüenza. Por eso este post va sin caretas, ni vergüenzas, va de oda y agradecimiento.

Al pasar los años analizas a quien seguiste, y quien queda. Erentxun se queda por Peter Pan, por ser honesto en su música y noble en su palabra, sin artificios ni gigantes, sólo un artista con el desafío de seguir siendo él mismo.

Podemos aprender todos los que intentamos ser cada día nosotros mismos. En realidad la autenticidad es un examen diario nada simple, y no caer en la autocomplacencia el gran reto para seguir manteniendo la esencia por la que empezaste cualquier cosa que hagas.

Apuesto a que si Erentxun fuera de Duluth, Minnesota, o sólo quizás se llamaría Dylan… y si fuera de Liverpool, apuesto que se llamaría quizás Lennon…

Me quedo con alguna de sus frases en alguna entrevista perdida:

Cuando pasas por una historia en que te encuentras en el filo de la vida cambia por completo tu escala de valores. De repente echas de menos a tus hijos, a tu familia, ahora disfruto mucho más del día a día.

Mikel Erentxun

2016
22 febrero
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *