Los emprendedores, el gran motor de la Europa que viene

2016
11 julio
Comentarios
Publicado en:

Estaba realizando un informe hoy, cuando me he dado cuenta de ciertas cifras que espantan a cualquiera que quiere cobrar una pensión digna el día de mañana, o por lo menos, mantener los servicios asistenciales con un mínimo de calidad y garantías.

Lo primero que quita el hipo es el nivel de endeudamiento de los principales países motores de la Unión Europea, sólo alguno de los ejemplos: España supera sólo en deuda pública (dejando de banda la deuda privada y la deuda de empresas) el 100% del PIB, Francia no se queda atrás superando el 95%, Italia supera el 130% de endeudamiento y Portugal el 125%.

No me atrevo a opinar sobre quien ni como pagara esta deuda eterna… Y lo cierto es que aunque el BCE hace lo que puede (debo confesaros que cada día soy más entusiasta de Draghi), y lo compra todo, parece insuficiente para afrontar el nivel de gasto de la Europa Occidental, del mal llamado Estado del bienestar, que como no se ponga a producir será en un futuro no muy lejano, la Europa del malestar…

El segundo dato que me ha dejado perplejo es el peso de las Administraciones Públicas Europeas, repasando cuatro datos nos volvemos a quedar sin aliento: España sitúa el 18% de su población activa como funcionariado público, más de 2,7 millones de personas, de ellas más del 60% cobra de media más de 2.000 €… Os dejo los números a vosotros…,
en Francia superan el 16% de la población activa, en Alemania ya superan el 14% de la población activa, en Italia el 11% y en el Reino Unido el 17%. ¡Perdón! Estos últimos los sacamos de la balanza, que se apañen con su Brexit y el pago de nominas de “sus” empleados públicos.

Con este panorama, sólo nos queda el análisis de la población en desempleo en Europa, no os lo perdáis: La tasa de desempleo de la Unión Europea roza la escalofriante cifra del 10, mientras en Estados Unidos se sitúa por debajo del 5% (4,7%), por tanto, paro puramente coyuntural, sin incidencia en su economía.

Pues más claro imposible, nuestro futuro depende de nosotros mismos, y ningún futuro es posible sin emprendedores que arriesguen tiempo, dinero y talento para sacar adelante proyectos que no caigan en los regazos de “Papa Estado”…

Algo más del 5% de la población activa en España se levanta cada día con su proyecto personal, dispuesto a crear riqueza y futuro. Soy un firme defensor del proyecto propio, del negocio que empieza cada día por uno mismo, y depende del esfuerzo, tenacidad e ilusión del que siente como propio el trabajo que realiza.

Estoy de acuerdo en que se puede ser emprendedor en un trabajo por cuenta ajena tradicional. Siempre se puede innovar, crear, sentir y apasionarte en aquello que haces, ganes por ti mismo o te pague un tercero, pero permitirme hoy, mi pequeño homenaje a los que decidieron emprender y cambiar el mundo…

Mi amigo Carles Enrich es Arquitecto. Desde hace años y sumando genialidad, juventud y esfuerzo se atrevió en un mundo tan castigado por la crisis y los pelotazos… y emprendió con un proyecto propio que sólo cosecha éxitos.
Prohibido perderse un paseo por su obra, que bien merecidamente obtiene el reconocimiento del sector, a las pruebas me remito, como en la Bienal de Venecia, y con especial ilusión el último premio FAD de la opinión.
Únicamente con una mirada a su obra se percibe una genialidad inusual, acompañada del cuidado en cada detalle y la adecuación perfecta de la obra en el paisaje que la envuelve. No os lo perdáis, merece mucho la pena.

Con una dilatada trayectoria, Rafael Martínez renovó su negocio con 20 años de experiencia y decidió emprender el gran proyecto de su vida con su renovado Can Xurrades. Una decidida apuesta por la calidad y su especialización en el Buey ecológico (Bos Taurus Ibericus) hacen de Can Xurrades un lugar imprescindible en Barcelona para degustar la mejor carne del Mundo.
Otro ejemplo, que lejos de conformarse, decidió dar un paso al frente y crear de su casa un lugar de referencia en el arte de la cocina. Un trato familiar y una calidad incomparable, hacen de este lugar el propio de un emprendedor vital.

Y no puedo dejar de escribiros sobre Jordi, que hace sólo unas semanas se atrevió con el Buenavista Bar, no os confundáis, el de la Calle Sant Crist 23 en Barcelona es el suyo, el bueno y autentico. Aperitivos, raciones, vermuts y la mejor carne mechada de la ciudad.
Sin duda, la próxima “tasca” de referencia en Barcelona, porque la humildad no esta reñida con la genialidad de una apuesta fresca, de calidad y sin filtros.

Evidentemente los ejemplos sirven para el detalle, pero muestran la fuerza generacional de quien no se rinde, ni se conforma con lo que toca. Y son los que merecen mi reconocimiento, aquellos que aunque no lo consigan están seguros que creando algo propio mejoran nuestro mundo.

¡Ánimo a tod@s!

2016
11 julio
Comentarios

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *